Estrenos 29-07-16
Archivo
Historial de noticias de cine
 Críticas: 'Nunca estarás a salvo' - Un clásico instantáneo 
Viernes, 25 mayo a las 05:24:27 | Por angel_negrete

Joe es un ex marine y ex agente del FBI, solitario y perseguido, que prefiere ser invisible. No se permite ni amigos ni amantes y se gana la vida rescatando jóvenes de las garras de los tratantes de blancas. Un día recibe la llamada de un político comunicándole que su hija ha sido secuestrada... Lynne Ramsay retrata a un protagonista demoledor y psicológicamente perturbado que salva a otros pero es incapaz de salvarse a sí mismo.

Hay cosas que nos son más propicias que otras. Sin dejar de ser una cuestión de gustos, también lo es de afinidad. Algo que conviene tener presente a la hora de valorar una opinión como por ejemplo, la mía. La de quién ha tenido la oportunidad de ver 'En realidad, nunca estuviste aquí' dos veces ya, primero en el festival de San Sebastián y después en el de Sitges, siendo esta la segunda película que un servidor ha disfrutado en dos festivales distintos.

Hay cosas, también películas que nos son más propicias que otras. Sobre el papel, por ejemplo, 'En realidad, nunca estuviste aquí' lo tiene todo a favor para gustar a un servidor. Y efectivamente, así es. Además, lo bastante como para situarse fácilmente entre lo mejor de lo que llevamos de año a poco más de un mes de que este acabe. Cuestión de gustos, pero también una cuestión de afinidad. Pero en cualquier caso, a su vez, una cuestión de calidad.

La de la propia película, que no por casualidad justifica la presencia en la misma de un auténtico monstruo (de la interpretación) como Joaquin Phoenix. Muchos citarán 'Drive' a su paso, porque son jóvenes, es la moda o Google les ha martilleado la memoria; aunque un servidor, con los últimos resquicios de la suya, prefiere acordarse de aquellos lejanos años 70, de aquellos títulos como 'Taxi Driver', 'Hardcore', 'Marathon Man', 'Harry, el sucio', 'The Driver'...

Un thriller áspero, seco, intenso y oscuro con claras reminiscencias a esa pesadumbre, espiritual y narrativa de los años 70 (de nuevo presente en la sociedad), y en no menos clara sintonía con ese 'Solo Dios perdona' de NWR que habría que comenzar a reivindicar en detrimento de 'Drive', ya que estamos. Puro nervio, nada de grasa, y ese mismo sentido de la violencia más espiritual que gráfica presente en cada fotograma de títulos como 'Pulp Fiction', por ir a lo fácil.

Un chute de adrenalina deslumbrante en lo afinado, y en lo atinado de su inquietante manierismo extremo. En lo afinado, y también en lo atinado de su concisión narrativa. Tan esteticista, inmaculada y post-moderna como para poder acusarle de ser una película vacía, hueca o artificiosa... que también, y por qué no, como a su vez contundente en su rotunda sencillez; en lo directo y visceral de un deambular narrativo que apela a una respuesta emocionalmente primaria.

Hay películas que nos son más propicias que otras. Sin dejar de ser una cuestión de gustos, también lo es de afinidad. Pero en cualquier caso, a su vez, siempre, una cuestión de calidad narrativa. La de 'En realidad, nunca estuviste aquí', un peliculón con marchamo de clásico. De filme de culto "con el que empalmarse" del estilo a, como reza el eslogan más fácil, oportuno y comercial ya convenientemente impreso en su cartel, títulos como 'Taxi Driver' o 'Drive'.

(Leer más... | 3563 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Deadpool 2' - El efecto Broncano 
Viernes, 18 mayo a las 02:33:27 | Por angel_negrete

Se podrían decir muchas cosas sobre 'Deadpool 2'. Pero que realmente sean importantes, solo una. La única cosa con la que hay que quedarse: Que 'Deadpool', película y superhéroe, y sobre todo protagonista, dentro y fuera de plano, han logrado que prácticamente cualquier cosa valga con tal de disfrutar, con tal de que el público lo pase bien. Se trata de "droga", de que ya suene más o menos estúpido lo acallamos con un "así es 'Deadpool'", y a reírle las gracias (en nuestro propio beneficio).

Sobra decir que me gustó mucho la primera parte, película que en resumen, daba para más de una paja. Y sobra decir que había muchas ganas de disfrutar de esta continuación que, para quién esto suscribe, ni es mejor ni es tan redonda como aquella. Al menos como película, siendo que a esta segunda es aún más fácil verla como lo que son buena parte de este tipo de producciones (para quién lo vea): Una sucesión de sketches antes que una historia desarrollada a lo largo de tres actos.

El problema es que no hay problema. El problema, es que 'Deadpool', sólo o acompañado, se ha erigido en una suerte de milagro donde todo aquello que pueda importar en la sala de al lado, aquí no. Cualquier cosa vale con tal de disfrutar, cualquier cosa con tal de pasarlo bien. Maximum effort, y a tope. No es tan "buena" ni tan "redonda", probablemente, porque comillas al margen, en la película de 2016 encontramos algo de esa digna cautela ante lo desconocido, de ese miedo y vergüenza de la primera vez.

Pero aquí ya no. Deadpool desatado, el deslenguado sin bozal. Deadpool ya no entendido como una película, sino como una suerte de espectáculo circense para toda la pandila en donde el público, ya compinchado, acude a corear cualquier ocurrencia a lo Ignatius Farray. Aunque en realidad ni arriesgue ni tampoco pretenda innovar dentro de la materia, dicho sea sin ánimo alguno por aguar la fiesta. Lo del sábado noche sin vergüenza, ni pudor y abrazando su condición de sábado noche.

Pero por decir, como si nos pagarán por ver vídeos de YouTube con la misma seriedad con la que vemos los cuadros del Museo del Prado. Una seriedad que por supuesto, como ya quedó dicho en 2016, casi mejor dejamos a un lado. Aún sin el efecto sorpresa, aún viéndola venir a menudo, aún pudiendo errar en unos cuantos chistes, 'Deadpool 2' se disfruta casi tanto como la primera. O igual. O más. O para no mojarnos, 'Deadpool 2' sencillamente, se disfruta. Mucho. O más. O en compañía.

Esto es, reírle las gracias a nuestro cómico favorito. Y con esa predisposición, complicidad y/o buena compañía, no hay motivo alguno para pensar que 'Deadpool 2' pueda ser una mala inversión, de tiempo o de dinero. Y es que no hay nada como una estupidez consciente de su propia estupidez que encuentra a un espectador aún más consciente de esa misma estupidez. El efecto Broncano. La desvergüenza, y algunos momentos, guiños, chistes, cameos y estupideces verdaderamente épicos, también.

Y lo que en algún otro momento de la vida podía haberlo empañado, hoy no.

(Leer más... | 3467 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'El tercer asesinato' - Oficio, y poco más 
Jueves, 17 mayo a las 05:58:21 | Por angel_negrete

El cineasta japonés Hirokazu Koreeda deja de lado sus habituales tramas familiares y se introduce de lleno en el cine policíaco con 'El tercer asesinato', una reflexión sobre el funcionamiento de la justicia de su país de origen que cuenta la historia de Mikuma, un hombre acusado de robo con homicidio que ya cumplió pena de cárcel por otro asesinato hace treinta años y su abogado, Shigemori. Las posibilidades de que Shigemori gane el caso son escasas ya que su cliente reconoce ser culpable, por más que esto probablemente signifique la pena de muerte. Claro que se trata de un thriller por algo: Porque hay algo que no encaja en todo esto...

La sinopsis ya es más de lo que ofrece muy pero que muy entre comillas (como bien sabrán los que conocen a Koe) esta película a mitad de camino entre el drama y el thriller que, precisamente, se queda a mitad de ese mismo camino en un "ni chicha ni limoná". Entre comillas, y ahora va ese "entre comillas": Cinta muy correcta en todos los sentidos a la que la esa misma corrección priva del debido meneíllo que marca la diferencia. Nada que no hayamos visto antes servido con rectitud, la de quién se introduce en un género por primera vez pensando, creyendo o confiado en que también es la primera vez para los demás. O como si lo fuera, y sin arriesgar.

La sorpresa se cuece tan a fuego lento que no hay sorpresa, si es que alguna vez llego a haberla, y la reflexión que "se supone" -de nuevo las comillas- que emana de su desarrollo se cae por su propio peso: El de la misma evidencia. Algo más de dos horas muy elegantes, si, pero apenas alejadas de lo convencional que moldean un filme de Hirokazu Koreeda que poco favor le hacen al buen nombre de Hirokazu Koreeda, al menos a su buen nombre como autor. Por nada en particular. O precisamente, por ese nada en particular que lo mismo da que da lo mismo, que a estas alturas ya sabíamos que conocía perfectamente el oficio de hacer películas.

Y eso es, oficio. Oficio y poco más.

(Leer más... | 2290 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'El ritual' - Madera de calidad 
Sábado, 12 mayo a las 02:28:56 | Por angel_negrete
La película "El Ritual" se basa en la novela con el mismo título de Adam Neville. Escritor de género con cierto renombre en Inglaterra. Leídas dos de sus tres obras traducidas no entendiendo el porqué de sus alabanzas. Sus premisas interesantes acaban en aburrimiento esquemático. Curiosamente, el libro de estos senderistas no lo tengo leído. O casualmente es su mejor libro y se me ha pasado, o es que la versión para la pantalla a cogido las mejores ideas y David Bruckner las ha plasmado con gran acierto. Director poco conocido en el mundillo iniciado con "The signal", continuando con la participación en varias antologías como la interesante "VHS" donde rodó "Siren" (convertida posteriormente en largo) y realizó otro corto para "Southbound".

Gracias a "Posesión Infernal", el mundo de los bosques con cabaña es casi infinito. Casi tanto como los bodrios que año tras año van sumando a la lista. Creer que con mostrar un bosque cerrado la cosa va a funcionar, aunque nuestros protagonistas sean estúpidos y se recurran a los tópicos típicos de toda la vida, al pan con pate, mal.  Todo no son malas noticias, si miramos un poquito atrás, veremos productos dignos como son "La cabaña en el bosque" y "La bruja".

Afortunadamente, en esta ocasión estamos ante una de las buenas.

Unas cervezas, nostalgia de la veintena entremezclada con la planificación de un viaje y un supermercado. David necesita muy pocos minutos para dejar claro que es un grupo de amigos real y de paso, advertir al espectador que no se va a ruborizar con la brutalidad.

Tras unas vistas montañosas, un error creíble (natural) dará pie al bosque.  Nuestros protagonistas, no son idiotas. Gracias a un aceptable guion y sus correctas actuaciones, sus decisiones se vivirán creíbles y para nada estúpidas. Actúan como personas de verdad y si a eso le añades un bosque perverso donde la tensión se genera gracias a símbolos, ruidos, una precisa banda sonora, decisiones ante el desconocimiento y la habilidad de David para insinuar en lugar de mostrar... pues solo nos queda disfrutar.
(Leer más... | 2284 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Isla de perros' - Mirar, y admirar 
Viernes, 04 mayo a las 15:45:36 | Por angel_negrete

'Isla de perros' es una obra de arte. Una deliciosa obra de arte realizada con una técnica exquisita. También, una película del inconfundible Wes Anderson, la cual ha desarrollado desde cero a diferencia de 'Fantástico Sr. Fox', que recordemos estaba basada en un relato previo de Roald Dahl. Puede que sea un detalle menor, o puede que no importe demasiado, pero es inevitable no acordarse de 'Fantástico Sr. Fox'.

Pensar en 'Fantástico Sr. Fox' como el lastre de 'Isla de perros', una obra de arte que sin embargo, y a diferencia de aquella, como película no está a la misma altura de dicha obra de arte. Puede que sea un detalle menor, o puede que no importe demasiado, pero tras tres películas casi perfectas es inevitable no sentir un leve, muy leve halo de decepción que a los fans de Anderson les importará entre poco y muy poco.

Porque lo queremos todo, y porque queremos lo mejor. 'Isla de perros' es una película estupendamente realizada, pero no es una película estupenda. O más bien, no lo es en la misma medida que si lo es la deslumbrante técnica con la que se le ha dado vida. Existe, se aprecia cierto desgaste, o estancamiento en la mano de Wes Anderson a lo largo de esta 'Isla de perros' que claramente ladra más de lo que muerde.

Cierta deriva, cierto caos, cierta dispersión no presente en sus últimos filmes, o no tan presente que trivializa, y relativiza muchas de sus decisiones, como siempre, tan cercanas a las ocurrencias estructuradas de un genio como a una confluencia ocasional de caprichos. Pero en esta ocasión, más todavía, y como para dudar sobre dónde empieza el adulto con vocación de narrador y dónde acaba el niño con ganas de jugar. Más todavía.

Una obra de arte. Como película un tanto irregular y algo descompensada, pero una obra de arte. Una deliciosa obra de arte audiovisualmente abrumadora que enamora por su apariencia, no tanto por un interior deslavazado y en franca inferioridad, máxime tras un principio tan sublime. Una suerte de homenaje infantilizado a lo 'Kill Bill' por parte de Wes Anderson, el Fantástico (e inconfundible) Sr. Anderson que quizá...

... "se lo ha creído", de tal manera que se ha dado rienda suelta a sí mismo para darse un capricho más propio que ajeno. O algo parecido, dejando tras de sí una obra insatisfactoriamente satisfactoria y a la medida de un cuadro; de ESE cuadro que no podemos dejar de mirar aunque no le sepamos encontrar el sentido, el fundamento o la razón, que da igual, que da lo mismo. Seguimos sin poder dejar de mirar, y de admirar.

(Leer más... | 2863 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Un minuto de gloria' - La (nueva) lección 
Domingo, 29 abril a las 05:53:11 | Por angel_negrete

Puede que se acuerden de ella. O tal vez no. Como también es posible que ni sepan de su existencia. 'La lección' (Urok) es un híbrido entre el drama y el thriller que funciona a las mil maravillas desde su primera escena. Un círculo vicioso que cierra con una de esas moralejas que de tan bien hiladas, resultan irresistibles. Un filme muy efectivo, pero sobre todo con una inteligencia por encima de la media que, además, sabe hacer una cosa muy importante en esto del cine: Plantear un dilema con el que identificar a su protagonista con el espectador.

Como también presenta una inteligencia por encima de la media la segunda película de Kristina Grozeva y Petar Valchanov, quiénes con 'Un minuto de gloria' (Slava) ratifican las buenas vibraciones que ya nos dejaron con esa mencionada "lección" que nos hizo acordarnos de sus nombres; al menos, a los "casuals" que como un servidor tuvimos la suerte de, a pesar del macabro mundo de la distribución cinematográfica, encontrarnos en el camino de aquella "pequeña gran película"... si es que esta forma de catalogar cualquier película se acepta.

Puede que menos redonda o fluida que su predecesora, o puede que ya bajo la expectativa de un segundo trabajo, el hecho de que delante de las cámaras Margita Gosheva cuente en este caso con el apoyo de Stefan Denolyubov permite dar a la cinta una mayor amplitud. Mayor amplitud aunque menor intensidad, y siempre con 'La lección' como referente, un contenido menos insidioso a pesar de contar con una perspectiva más completa. La que permite una doble narración que dicho en lenguaje llano, abarca (algo) más a costa de apretar (algo) menos.

Otro relato en apariencia sencillo que parte de ese "te podría pasar a ti" tan sibilino para con el espectador para retratar, con pasmosa naturalidad, una de aquellas historias que ahora mismo dan sentido a los periódicos sin el envoltorio, faltaría más, del sensacionalismo barato a lo Yahoo!. El resultado, lo dicho, puede no resultar igual de sorpresivo o inesperado, si bien lo compensa con un repertorio más amplio de matices sobre los que meditar mientras se aguarda a la expectativa que despierta el paso por la pantalla de sus títulos de crédito finales.

O un título por encima de la media que, en cualquier caso, invita a reflexionar después de su visionado; por ejemplo, durante la posterior y más que obligada parada en boxes bajo la amenaza constante del "¿Y tú que habrías hecho?".

(Leer más... | 3014 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Avengers: Infinity war' - Repíteme su nombre 
Domingo, 29 abril a las 05:50:37 | Por angel_negrete

Un actor de inmenso talento, pero con problemas con las drogas con vena autodestructiva y que se encontraba en plena resurrección llamado Robert Downey Jr., fue la apuesta de Marvel Studios para la primera piedra de su universo compartido llamada 'Iron Man'. Fue un proyecto arriesgado en cierta forma y hubo reescrituras del guión, reconocidas por el propio Jeff Bridges, en plena película, pero acabó siendo un éxito y se dio impulso a un montón de personajes y filmes, es decir, lo que todos conocemos llamado formalmente Universo Cinematográfico de Marvel (MCU).

Con sus altos y sus bajos durante estos 10 años las cintas de Marvel Studios han sido pocas veces grandes películas pero, casi siempre, muy entretenidas; en el fondo había siempre una cuestión: ¿cuando va a aparecer Thanos? Era una sombra que hacía breves apariciones, pero se prometía que iba a aparecer para reclamar las gemas y amenazar la existencia tal y como las conocemos. Por fin ese momento ha llegado.

¿Mereció la pena esperar 10 años? Desde hoy puedo responder que rotundamente sí. La paciencia es un grado que se ha tenido que echar mano hasta casi no quedar nada y ha habido que experimentar sinsabores e insultos a nuestra inteligencia, pero el camino ha merecido la pena.

¿Qué decir de esta cinta sin hacer spoilers (los spoilers vendrán luego)? Es una cinta con una historia simple y predecible (el comienzo lo tenía teorizado en mi cabeza y lo he acertado al 100%, aunque no acerté el orden), pero eso no quita que haya sido un espectáculo, visual y narrativo, por fin han ido a saco y se han dejado de ser blandos dando exactamente lo prometido. Donde la cinta cojea más ha sido en el suceso de acontecimientos, a veces pasaba demasiado en poco espacio de tiempo, más hacia el tramo final ha ido como un reloj preciso y ha culminado de una forma que no dejará indiferente.

Sin usar spoilers poco más hay que añadir salvo que la interacción entre todos los personajes me ha gustado mucho, es más creo que hasta todos han tenido su momento de lucimiento, cosa que parecía imposible de lograr.

Marvel Studios por fin se ha decidido a no dejarse nada y lo ha conseguido sobradamente. ¿Pero por qué ha pasado? Porque se ha dado libertad a los hermanos Russo, un gesto simple que es beneficioso para todos, amasar millones y millones para los ejecutivos y una experiencia inolvidable para la gente. ¿Defectos? Los tiene, pero poco margen había para hacer otra cosa.



Análisis más profundo a continuación (y con spoilers) - Seleccionar texto (con el botón derecho, et voilà):

['Vengadores: Infinity War' ha ido a saco desde el primer minuto. Esperaba una continuación de la escena post-créditos de 'Thor: Ragnarok' y así ha sido. Una secuencia predecible, al menos para mi, pero que dejó un gran combate entre Hulk y Thanos y la declaración de intenciones matando a uno de los mejores villanos que parió el Universo Cinematográfico de Marvel como Loki.]

[Los personajes son el pilar fundamental de la cinta y les han exprimido mucho y para bien. Para empezar vuelvo a recalcar que Spider-Man, al menos la encarnación de Tom Holland, reluce más como secundario que como personaje principal y aquí lo es; otro que luce es Capitán América, llamado ahora Nómada. Un Steve Rogers que ya no quiere ser el niño bueno, pero mantiene su espíritu de valores morales y darlo todo por la causa que le hizo una leyenda. Además, los Guardianes de la Galaxia aportan mucho sabor a las escenas y engrandecen el resultado.]

[Como dije en la parte sin spoilers todos los personajes tienen sus momentos y los ha habido épicos como Peter Parker y la referencia a 'Aliens, el regreso' o la entrada de Thor en Wakanda y su hachazo a la tierra con la gran banda sonora de Alan Silvestri acompañando la secuencia como si hubiese nacido para ella. Pero se prometía que iba a haber tragedias y las ha habido, la muerte de Gamora a manos de Thanos y el desvanecimiento en polvo de Spider-Man me han roto el corazón, yo veía en ese momento a un chaval con mucha vida por vivir y que se despedía de la vida asustado como el chaval que es. He sentido como si viera la muerte de un chaval cualquiera cagado de miedo porque va a morir (¿o sólo está junto a otros personajes en un limbo?).]

[La razón de esta saga de Vengadores y de este filme en particular, Thanos, ha entrado por la puerta grande y se coloca en cabeza de los villanos de Marvel. Es verdad que el listón no estaba muy alto, pero su carisma, su poder y su inteligencia han amortizado con creces la eterna espera de su llegada. Josh Brolin se ha ganado el cielo del género de superhéroes.]

[Defectos los tiene. Me imaginé que Loki iba a morir entregando el Teseracto y a Thanos pasándose por el forro a todos los Vengadores y los Guardianes y completando su plan. También es verdad que el desenlace con protagonistas desvaneciéndose en el polvo y el final abrupto con Thanos sonriendo mirando el cielo azul es la hostia y es descorazonador.]

[¿Descorazonador? Sí, pero no tanto. La escena post-créditos de Nick Fury y Maria Hill que también sufren la ira de Thanos da a entender la entrada de Capitana Marvel, siendo el as en la baraja para la resolución de esta Guerra del Infinito.]

(Leer más... | 5675 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Verano 1993' - Hola, chata, ¿como estás? 
Sábado, 21 abril a las 04:05:38 | Por angel_negrete

Algo así como ver jugar a los niños del vecino.

La "morriña", ese sentimiento contra el que tenemos que luchar a medida que vamos creciendo y nuestra vida va pasando de un lado a otro de la balanza. Un sentimiento que no logra despertar este Verano de 1993, película eso sí algo más que correcta. Bastante más que correcta si tenemos en cuenta que se trata de una ópera prima.

La cinta presenta pocas sorpresas, en uno de esas películas en la que "prácticamente" no pasa nada salvo el tiempo; o en las que no parece que pase nada... salvo la vida, por supuesto, y el verano de 1993 para un par de jóvenes muy jóvenes que aún, por suerte para ellas, les queda para conocer ese sentimiento llamado "morriña".

Como sustento, además de la impecable naturalidad de una cría de seis años, la sutileza de Carla Simón, guionista y directora debutante virtualmente desaparecida tras las cámaras (en el mejor sentido). Como contrapeso, el silencio de esa misma sutileza sin manufacturar, tan pura como a la vez ahogada en nuestros propios sentimientos.

Un equilibrio sobre el borde de un folio equivalente levantarse por un lado u otro de la cama. Porque el problema, en resumen, es que por mucha naturalidad que aporten sus dos niñas protagonistas no deja de ser, en última estancia, como ver jugar a los niños del vecino. Salvo quizá, quién sabe, haya sido usted uno de los hijos del vecino.

(Leer más... | 1701 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Sin amor' - Mátalos suavemente 
Sábado, 14 abril a las 15:31:08 | Por angel_negrete

El 'Sin amor' de Andrey Zvyagintsev gira en torno a la desaparición de un chico de 12 años cuyos padres, enfrascados en a ver quién puede más, no advierten su ausencia hasta que les avisa la directora de la escuela... Boris y Zhenya, una pareja que aunque no desaprovecha el momento para poner de manifiesto, en petit comité, que no se soporta permanece casada de manera circunstancial por mero interés. En un principio, a excepción de su hijo y sus nuevas parejas, nadie conoce la farsa que llevan en secreto. Pero la situación está a punto de cambiar....

El nuevo film del director de 'El regreso' o 'Leviatán' arranca allí donde el orgullo choca contra el sentido común, el hombre (y la mujer) con la misma piedra (o pared) de siempre: Un matrimonio sólo de palabra que quiere separarse, pero ninguno de los quiere ceder la última palabra, quedar como el derrotado o convertirse en una víctima de SU guerra. Y justo en medio del conflicto, como en casi todos los conflictos, el tan inoportuno como a la vez dependiendo el momento, oportuno inocente condenado a ser usado y apaleado a partes iguales.

¿Quién se hará cargo del pequeño Alyosha cuando lo que importa, lo último que verdaderamente importa es el pequeño Alyosha? Y luego pasa lo que pasa, que hay quién se hace el sorprendido aunque sorpresa... poca, que por algo siempre hay alguien "que lo veía venir" (aunque nunca lo dijera). 'Sin amor' confirma -por si era necesario- que el realizador ruso rueda como Dios. La atmósfera, tensión y excelsa fotografía que gravitan en torno a la brillante -a nivel formal- mano del cineasta ruso, otro más, sumergen al espectador en un universo desconcertante.

Como conocerán los amantes del cine de Zvyagintsev, los matrimonios en descomposición -siempre con menores desatendidos de por medio- son la excusa de base para las dos líneas monotemáticas que definen su escueta filmografía. Por un lado la crueldad humana ejercida de igual a igual, y por el otro, la representación simbólica del abismo al que se dirige el pueblo ruso. En este sentido, cabe decir que 'Sin amor' (Nelyubov - Loveless) es la película más sosegada, narrativa y moralmente así como en la exposición de ambas ideas.

Visto el índice de violencia verbal y física en los matrimonios de Zvyagintsev, el de Boris y Zhenya es, más bien, una batalla pasivo-agresiva. Pero hay otra clase de sadismo manifestándose frente a nuestros ojos sin que tengamos, necesariamente, consciencia de ello a la manera de la estupenda (e injustamente olvidada) 'Mátalos suavemente'. Cada vez que los protagonistas se quedan mirando el televisor, o escuchan la radio mientras se desplazan en el coche de Boris, terminan sintonizando las noticias; concretamente, los sucesos de la Guerra de Ucrania.

En un primer momento diríamos que 'Sin amor', como cualquier otro thriller estructurado en torno a la búsqueda de un desaparecido, nos sitúa en medio de una odisea infernal por hospitales, depósitos de cadáveres y demás rincones que visitan Boris, Zhenya y un grupo de voluntarios que reemplazan, en este caso, a los agentes de la ley -por supuesto un tanto negligentes- que no muestran demasiado interés por "una chiquillada". Pero el relato en sí -la anécdota del niño que huye de casa porque sus padres no le prestan atención- no es sino un grito de alerta.

La naturaleza crítica (y convenientemente reposada) de 'Sin amor' se halla en una simple escena. Los ojos de uno de los personajes, que viste con el chándal de la bandera tricolor rusa mientras ve los bombardeos en Crimea, mirarán fijamente a la cámara. En esos ojos se ven reflejados los del propio autor de la cinta. Son los de un ciudadano que se pregunta, ¿por qué no abandonar nuestros hogares como el pequeño Alyosha? ¿Por qué seguir en un país que ha dejado de amar a su pueblo de la misma manera que tampoco ama a sus homólogos ucranianos?

(Leer más... | 4292 bytes más | Puntuación 0)
 Críticas: 'Rampage: Devastación' - Mi gran amigo George 
Sábado, 14 abril a las 15:24:59 | Por angel_negrete

Es obvio: 'Proyecto Rampage' es lo que es. Y aunque lo disimula correctamente por momentos, momentos por otro lado necesarios por el qué dirán, o porque la calma precede (y da voz) a la tempestad, no es una película: Es un espectáculo. Un buen espectáculo que a diferencia de 'Jumanji', cumple con aquello que promete, máxima de toda función sociofestiva como esta; en especial, o particularmente, durante los últimos 30 minutos.

Que sí, es cierto que puede ser un tanto estúpida o llegado el caso, no tener demasiado sentido. Como la vida misma en realidad. Ya se sabe, son cosas que pasan y el día a día está empeñado en demostrarnos que lo estúpido, la lógica o el sentido común son cuestiones relativas. Tanto o más como puedan ser nuestros intereses en aquel momento, si pensamos mal, o según con qué pie nos hayamos levantado, si queremos pensar algo mejor.

Vive, y deja vivir. Disfruta, y deja disfrutar. 'Proyecto Rampage' es lo que es, y también es lo que querían que fuera de mayor. Y enfrentarse a ella de la misma manera, con la misma actitud con la que nos enfrentaríamos a no sé, la última película de Don Paul Thomas Anderson es aún más estúpido que despacharla de estupidez. Mejorable, por supuesto. Siempre. Pero entonces, quizá, quién sabe, de ser mejor no fuera tan divertida.

'Proyecto Rampage' es el tipo de producción en la que el prota es un machote (ex militar) muy guay; la chica es científica (aunque no lleve gafas); los malos más que malos son porculeros (que mueren de forma atroz); los soldados son unos incompetentes (sin futuro en la película); Jeffrey Dean Morgan se parodia (o no) como Negan... y los efectos especiales son, en resumen, los que se llevan la mejor parte y los que salvan al universo en sí mismo.

Pero lo más importante sigue siendo lo más importante: 'Proyecto Rampage' cumple con su promesa. Va a lo que va, y nosotros vamos a lo que vamos. Una versión perfeccionada, aún más estilizada de 'San Andrés'. Cumple, además con buena nota y dejando tras de sí tres o cuatro momentos clavados en el ideario colectivo. Todo ello en menos de 100 minutos. Ojalá todas las películas de verano fueran así de conscientes, así de eficientes...

... y ojalá también, dado que no dejan de ser "monstruos" acechando a pobres desgraciados, así de elegantes a la hora de mostrar algo, un poquito de sangre y/o violencia que quizá aterrorice en algún momento muy, muy concreto a los más pequeños pero que, en esencia, se agradece desde un punto de vista de un adulto que sabe, que es consciente que cuando pasan según qué cosas, están pasando según que cosas que quizá, duelan.

¿Se puede pedir algo más? Si, una secuela.

(Leer más... | 2991 bytes más | Puntuación 0)
Encuesta
¿Qué película ganará el Premio Ariel 2016 a Mejor Película?

600 millas
Gloria
La delgada línea amarilla
Las elegidas
Un monstruo de mil cabezas



Resultados
Encuestas

votos 58
 

Sitemap | Contacto | | Asociación de Críticos en Línea de México

© 2005-2016, www.elseptimoarte.net . Todos los Derechos Reservados.